Pitón de la India

Python molurus molurus

El pitón de la India, Python molurus molurus, es una de las dos subespecies de Python molurus que hay, y su área de distribución incluye India, Paquistán, Nepal y Sri Lanka. La otra subespecie es el pitón de Birmania, Python molurus bivittatus, que vive en el sur de China, el este de India, Birmania, Indochina, Malasia e Indonesia. Es mucho más corpulenta que las otras especies de pitones, ya que un ejemplar de 5 m puede pesar unos 90 kg. Es la conocida serpiente recreada por Kipling en El libro de la selva.

Hábitat Natural

Paquistán, India, Nepal y Sri Lanka.

Paquistán, India, Nepal y Sri Lanka
  • Distribución / Residente
  • Reproductor
  • Hivernante
  • Subespecies

Grado de riesgo

  • Extinta
  • Extinta en estado salvaje
  • En peligro crítico
  • En peligro
  • Vulnerable
  • Casi amenazada
  • Preocupación menor
  • Datos insuficientes
  • No evaluada
No avaluat

Taxonomía

Clase
Reptilia
Orden
Squamata
Familia
Boidae

Características físicas

70-90
Birth Weight:
4 - 6 m
más de 20 años en cautividad

Biología

Habitat
Selva
Vida social
Solitaria
Alimentación
Carnívora

Reproducción

Gestación
50 - 90
Días
Cría
10 -107 huevos

Descubre cómo son

Biología

Descripción

La cabeza del pitón de la India es relativamente pequeña y el cuerpo, macizo. Tiene fosetas labiales y puede llegar hasta los 6 m, aunque normalmente no supera los 4 o 5. Es de color verdoso claro, con grandes manchas rectangulares irregulares en la espalda. En los lados y en la cabeza presenta un dibujo de Y griega invertida sobre el fondo rosado. La cabeza presenta un dibujo negro con forma de punta de lanza que le sale del cuello y le llega hasta el hocico. El extremo de la cola es prensil.

Hábitat

Es una especie adaptable a una gran variedad de hábitats, pantanos, marismas, selvas lluviosas, zonas rocosas, arrozales, orillas de ríos o cerca de pequeños pueblos, pero siempre no muy lejos de una fuente de agua permanente.

Alimentación

Grandes depredadores, se alimentan de mamíferos, aves y reptiles. Los grandes ejemplares llegan a comer animales de un tamaño tal como jabalíes y ciervos jóvenes, aunque prefieren presas más pequeñas, preferentemente roedores del tamaño de una rata.

Reproducción

Dependiendo del tamaño de la hembra, la puesta es más grande o más pequeña, y pueden variar desde 10 hasta 107 huevos, que la hembra incuba con el cuerpo enrollado a su alrededor. Continuas y visibles contracciones musculares elevan la temperatura corporal del animal y proporcionan un aumento de la temperatura de incubación de los huevos, que dura entre dos y tres meses. Las crías miden unos 50 cm de longitud en el momento de nacer.

Conducta

Como aspecto curioso por tratarse de un boido tropical, las poblaciones del norte de su área de distribución invernan durante un corto periodo de tiempo. Como todos los boidos no tiene veneno y mata a las presas por constricción, rodeándolas con los anillos.

Estatus y programas de conservación

Los peligros principales para esta especie son la destrucción del hábitat y la caza excesiva para la alimentación humana y para conseguir su piel, muy apreciada en el comercio de marroquinería.