Pitón reticulada

Python reticulatus

El pitón reticulado es la serpiente más grande del mundo –puede llegar hasta los 9 m de longitud–, un récord que tan solo le puede disputar la anaconda de América del Sur. A pesar de esto, el tamaño más habitual de la especie se encuentra entre los 5 y los 6 metros. Las hembras, como en la gran mayoría de especies de serpientes, son más grandes que los machos.

 

De costumbres bastante acuáticas, habita en las selvas tropicales del sudeste asiático, Malasia, Indonesia y Filipinas.

Hábitat Natural

Bangladesh, Brunéi, Birmania, India, Malasia, Camboya, Laos, Indonesia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Bangladesh, Brunéi, Birmania, India, Malasia, Camboya, Laos, Indonesia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam
  • Distribución / Residente
  • Reproductor
  • Hivernante
  • Subespecies

Grado de riesgo

  • Extinta
  • Extinta en estado salvaje
  • En peligro crítico
  • En peligro
  • Vulnerable
  • Casi amenazada
  • Preocupación menor
  • Datos insuficientes
  • No evaluada
No evaluada

Taxonomía

Clase
Reptilia
Orden
Squamata
Familia
Boidae

Características físicas

70 - 90
Birth Weight:
5 - 9 m
Hasta 25 años en cautividad

Biología

Habitat
Selva
Vida social
Solitaria
Alimentación
Carnívora

Reproducción

Gestación
70 - 90
Días
Cría
25 - 80 huevos

Descubre cómo son

Biología

Descripción

Tiene el cuerpo proporcionalmente flaco comparado con otros grandes boidos y la cabeza triangular, y presenta unas fosetas termoreceptoras en las escamas labiales e infralabiales. El ojo presenta una pupila negra rodeada de pardo o naranja. Una línea negra le sale de los ojos y le llega a la comisura de la boca.

 

Presenta una coloración que le permite pasar desapercibida en el suelo del bosque, ya que su cuerpo es de color amarillo ocre, gris amarillento, oliváceo o rojo teja y tiene unas manchas negras hexagonales o rectangulares delimitadas por líneas negras. Estas líneas se amplían en los lados, donde rodean un ocelo blanco o grisáceo. La cola es prensil.

Hábitat

Vive en las selvas tropicales lluviosas y se mueve preferentemente por las zonas pantanosas, pequeñas corrientes de agua, ríos de curso lento e incluso arrozales. A menudo se encuentra cerca de pueblos y ciudades, donde se alimenta de ratones en los vertederos.

Alimentación

Se alimenta de una gran variedad de mamíferos y pájaros, además de grandes varanos. A diferencia de la anaconda, el pitón reticulado es ágil y rápido, y es capaz de subir a los árboles para cazar presas como primates. Los ejemplares grandes pueden comer ciervos, jabalíes y otros mamíferos de tamaño considerable, y hay citas de ataques a personas, especialmente a niños.

Reproducción

Ponen hasta unos ochenta huevos muy grandes en nidos herbáceos que incuba la hembra enroscándose a su alrededor. La incubación dura entre sesenta y ochenta días, y las crías al nacer ya miden unos 60 o 70 cm.

Conducta

Nadan perfectamente y a veces se encuentran en el mar abierto, lo que les permite colonizar fácilmente pequeñas islas. El pitón reticulado fue uno de los primeros reptiles en colonizar la isla de Krakatoa después de la explosión volcánica del año 1883. También es bastante arborícola, sobretodo los ejemplares jóvenes, y suele descansar enroscado en las ramas de los árboles.

 

A menudo caza por la noche y lo hace al acecho, quedándose inmóvil hasta que la presa pasa por delante, momento en el que se lanza encima con rapidez, la muerde fuerte y se enrosca a su alrededor con los anillos hasta que la mata por asfixia.

Estatus y programas de conservación

Aún bastante común, sus poblaciones son explotadas tanto en el comercio de animales vivos como en el de pieles tratadas, muy apreciadas en marroquinería.