Tití pigmeu

Cebuella pygmaea

El tití pigmeo, con una longitud de unos 15 cm y un peso de entre 85 y 140 g, es el más pequeño de todos los simios. Vive en las selvas lluviosas inundables y en los bosques de las orillas de los ríos del sur de Colombia, el este de Perú y Ecuador y el oeste de Brasil.

 

Aunque es uno de los pocos titíes capaz de adaptarse a los ambientes degradados por el ser humano, últimamente sus poblaciones han disminuido.

Hábitat Natural

Sur de Colombia, este de Perú, Ecuador y Bolivia y oeste de Brasil.

Tití pigmeu
  • Distribución / Residente
  • Reproductor
  • Hivernante
  • Subespecies

Grado de riesgo

  • Extinta
  • Extinta en estado salvaje
  • En peligro crítico
  • En peligro
  • Vulnerable
  • Casi amenazada
  • Preocupación menor
  • Datos insuficientes
  • No evaluada
Preocupació menor

Taxonomía

Clase
Mammalia
Orden
Primates
Familia
Callithricidae

Características físicas

85-140 g
Birth Weight: 13-15 g
17-23 cm
10 - 12 años

Biología

Habitat
Selva
Vida social
Gregaria
Alimentación
Omnívora

Reproducción

Gestación
125-142
Días
Cría
2, raramente 1 o 3

Descubre cómo son

Biología

Descripción

El tití pigmeo, el más pequeño de todos los simios, tiene el pelaje de color grisáceo o castaño en el dorso y anaranjado o blanquecino en el vientre, y una especie de crin alrededor de la cara y la nuca que le oculta las orejas. Las patas traseras son más largas que las delanteras y todos los dedos de las extremidades, excepto el dedo gordo del pie, presentan garras y no uñas planas.

Hábitat

Vive en las selvas lluviosas que se inundan periódicamente y en los bosques de las orillas de los ríos.

Alimentación

Se alimenta sobre todo de resinas vegetales y de pequeños invertebrados, pero puede comer también frutos, brotes tiernos, flores y néctar.

Reproducción

La gestación dura entre dos y tres meses y suelen nacer gemelos en cada parto. Los pequeños son amamantados por la madre unos tres meses, pero pueden ser transportados por el padre y por todos los miembros del grupo.

Conducta

De actividad fundamentalmente diurna, el tití pigmeo forma grupos familiares de dos a diez individuos que se mueven con gran agilidad por las ramas de los árboles. Pueden dar saltos de hasta 5 metros para agarrarse a otro árbol o rama cuando lo necesitan.

 

Las máximas densidades de sus poblaciones siempre se alcanzan muy cerca del agua, es decir, las zonas en las que son más abundantes los árboles resinosos que esta especie prefiere. Presenta unos dientes incisivos inferiores con una forma estrecha y alargada que le ayudan a roer la corteza de los árboles para hacer fluir la savia. Tienen también un ciego engrandecido en el sistema digestivo que incrementa el tiempo de digestión de estas sustancias vegetales. Las uñas con forma de garras les permiten aguantar su peso mientras suben de forma cuadrúpeda a los árboles, y pueden girar la cabeza 180 grados para observar el entorno y detectar posibles depredadores.

Estatus y programas de conservación

Aunque las poblaciones han disminuido últimamente a causa de la desforestación de su hábitat y de la captura de ejemplares para el comercio de animales, es una de las pocas especies de titíes capaz de adaptarse a los ambientes degradados por el ser humano, y todavía es una especie bastante común en buena parte de su área de distribución.