Guacamayo barbiazul

Ara glaucogularis

Su aspecto es muy parecido al del guacamayo azul, con una distribución de la coloración en el plumaje bastante parecida, a pesar de que se distingue de este por la presencia de una mancha azul en la garganta que le da el nombre.

Programa de Cría

EPP - Zoo Barcelona

Hábitat Natural

Norte de Bolivia

Desde el este de Panamá y la isla de Trinidad hasta Paraguay y el sur de Brasil.
  • Distribución / Residente
  • Reproductor
  • Hivernante
  • Subespecies

Grado de riesgo

  • Extinta
  • Extinta en estado salvaje
  • En peligro crítico
  • En peligro
  • Vulnerable
  • Casi amenazada
  • Preocupación menor
  • Datos insuficientes
  • No evaluada
En perill crític

Taxonomía

Clase
Aves
Orden
Psittaciformes
Familia
Psittacidae

Características físicas

600-1000
Birth Weight:
85
Hasta 50 años

Biología

Habitat
Bosque
Vida social
Gregaria
Alimentación
Frugívora

Reproducción

Gestación
26-28
Días
Cría
2 a 5

Descubre cómo son

Biología

Descripción

Su aspecto es muy parecido al del guacamayo azul, con una distribución de la coloración en el plumaje bastante parecida, a pesar de que se distingue de este por la presencia de una mancha azul en la garganta que le da el nombre.

Hábitat

Su área de distribución es extremadamente restringida, ya que ocupa tan solo la región de Los Llanos de Moxos, al norte y al este Bolivia. Vive en sabanas y bosques inundables de clima tropical, generalmente entre los 200 y 300 metros de altitud.

Alimentación

Se alimenta, principalmente, de semillas y frutos.

Reproducción

Nidifican en agujeros de árboles de corteza dura y palmeras, generalmente entre los meses de agosto y diciembre –finales de la época seca–, donde ponen entre dos y cinco huevos que incuban durante periodos cercanos a los 26 o 28 días.

Conducta

De comportamiento básicamente gregario, como otros guacamayos, a pesar de que se reproduce de manera solitaria. Es residente y sedentario en toda el área de distribución.

Estatus y programas de conservación

Esta especie, una de las más amenazadas de la familia de las psitácidas, se encuentra en peligro crítico a causa de la deforestación y la captura para el tráfico ilegal de mascotas. Su futuro es poco esperanzador, ya que de los 1.000 o 1.200 ejemplares con los que se contaba a principio de los años ochenta, actualmente tan solo quedan unos 150, lo que supone un declive poblacional excepcionalmente preocupante. Actualmente, se encuentra en peligro crítico de extinción.

 

El Parque Zoológico de Barcelona participa en el EEP de la especie.